Tel. 36134420/36580465
3318033172

¿Quieres recibir nuestras promociones?, Déjanos tus datos

Favor de completar los campos

¿Y si nos ponemos serios?
¡Estas son algunas ventajas de saltar en un brincolin!

Ejercicio cardiovascular

Saltar en el brincolin ejercita el músculo del corazón. La actividad cardiovascular aumenta el ritmo cardiaco y el pulso. Fortalece los grupos principales de músculos que contribuyen a un sistema cardiovascular sano. Ya que el brincolin ofrece una actividad de bajo impacto, puede reemplazar otras formas de ejercicio cardiovascular o aeróbico sin causar estrés en las articulaciones.

Músculos y articulaciones

Los músculos se fortalecen y alargan, lo que aumenta la densidad ósea. Esta previene la osteoporosis y evita que los huesos se rompan o fracturen. Saltar aumenta la fuerza de tus articulaciones, lo que puede disminuir o evitar el dolor de la artitris. Las actividades en el brincolin ejercitan los músculos desde tu estómago hasta tus pies.

Equilibrio y coordinación

Saltar en un brincolin te da fuerza a estar pendiente de tu centro de gravedad debido al movimiento constante del brincolin debajo de ti. También impulsa el equilibrio en todas las otras actividades. La necesidad de coordinar tus brazos y tus piernas aumenta la coordinación.
Saltar en un brincolin también mejora tu postura.

Pérdida de peso

Debido a los beneficios cardiovasculares de saltar en un brincolin, puede ayudarte a perder peso. Fortalecer tus músculos aumenta tu metabolismo, lo que ayuda a perder peso rápidamente. Hacer ejercicio en un brincolin de tres a cuatro veces a la semana de 20 a 30 minutos puede hacerte perder peso ya que estás quemando calorias.

Beneficios Mentales

Saltar en un brincolin puede ser desafiante pero no dificil de dominar. Las personas que tienen éxito con el trampolín tendrán más confianza al emprender otras actividades. Esta forma de ejercicio también estimula el cerebro y contribuye al éxito académico.

¿Cuánto ejercicio necesita mi hijo?

Los niños de dos (2) años de edad y mayores necesitan como mínimo 60 minutos de ejercicios cada día. No es necesario que se realicen estos 60 minutos de una sola vez. Puede lograrse durante el día a través de momentos de actividad más breves.